Viernes

Viernes, 3 de diciembre de 2021

 
Lecturas:

Isaías 29,17-24
Aquel día, verán los ojos de los ciegos

Así dice el Señor: "Pronto, muy pronto, el Líbano se convertirá en vergel, el vergel parecerá un bosque; aquel día, oirán los sordos las palabras del libro; sin tinieblas ni oscuridad verán los ojos de los ciegos. Los oprimidos volverán a alegrarse con el Señor, y los más pobres gozarán con el Santo de Israel; porque se acabó el opresor, terminó el cínico; y serán aniquilados los despiertos para el mal, los que van a coger a otro en el hablar y, con trampas, al que defiende en el tribunal, y por nada hunden al inocente."

Así dice a la casa de Jacob el Señor, que rescató a Abrahán: "Ya no se avergonzará Jacob, ya no se sonrojará su cara, pues, cuando vea mis acciones en medio de él, santificará mi nombre, santificará al Santo de Jacob y temerá al Dios de Israel. Los que habían perdido la cabeza comprenderán, y los que protestaban aprenderán la enseñanza."  


Salmo responsorial: 26
El Señor es mi luz y mi salvación.

El Señor es mi luz y mi salvación, / ¿a quién temeré? / El Señor es la defensa de mi vida, / ¿quién me hará temblar? R.

Una cosa pido al Señor, / eso buscaré: / habitar en la casa del Señor / por los días de mi vida; / gozar de la dulzura del Señor, / contemplando su templo. R.

Espero gozar de la dicha del Señor / en el país de la vida. / Espera en el Señor, sé valiente, / ten ánimo, espera en el Señor. R. 


 Mateo 9,27-31 
Jesús cura a dos ciegos que creen en él
 

En aquel tiempo, dos ciegos seguían a Jesús, gritando: "Ten compasión de nosotros, hijo de David." Al llegar a la casa se le acercaron los ciegos, y Jesús les dijo: "¿Creéis que puedo hacerlo?" Contestaron: "Sí, Señor." Entonces les tocó los ojos, diciendo: "Que os suceda conforme a vuestra fe." Y se les abrieron los ojos.

Jesús les ordenó severamente: "¡Cuidado con que lo sepa alguien!" Pero ellos, al salir, hablaron de él por toda la comarca. 

  REFLEXIÓN
 

La sociedad de Jesús era teocrática típica. En esa sociedad quien ejerce el poder está amparado por el sistema religioso y teológico imperante. Es decir, una sociedad así es aquella donde todo el sistema pertenece a un Dios, todopoderoso y arrogante, que vive siempre en constante supervigilancia de las realidades humanas para castigar, con enfermedades y tragedias, el comportamiento humano. Ese modelo de dios ejerce el poder efectivo a través de los funcionarios del sistema religioso, que son en definitiva los que sostienen aquel modelo social. Ese sistema social era generador de grandes cegueras. No hay cosa más peligrosa y perjudicial para la salud, personal y comunitaria, que el matrimonio entre política y religión. Por eso en la liberación que Jesús hace de los oprimidos, en el caso de dos ciegos del evangelio de hoy, está liberando a Dios de todas las mezquindades en la que lo metió la religión. ¿El modelo de fe que tienes, ha generado en tu vida ceguera o te ha permitido verlo todo con mayor claridad?  

 

 Fuente: Servicios Koinonía

Whatsapp Whatsapp LinkedIn Pinterest LinkedIn LinkedIn
Boletín
Nombre:
Correo electrónico:
Video lateral - 10
Galeria de Video - General
Recomendados y Asesorias
Recomendados - UNO DOS

Asesorías - UNO DOS
Galeria Fotografica
 


Sugerencias Semanales

Recomendados -UNODOS

Asesorías -UNODOS

Boletín Semanal