VII ENCUENTRO DE OBISPOS VICARIOS Y ANIMADO...

XII CONGRESO NACIONAL DE NUEVA EVANGELIZACI...

Martes

Martes, 7 de enero de 2020

 
  Lecturas:

1Juan 4,7-10
"Dios es amor.

Salmo responsorial: 71
"Que todos los pueblos de la tierra se postren ante ti, Seño".

 

 Marcos 6,34-44  

"Jesús se revela como profeta en la multiplicación de los panes"
En aquel tiempo, Jesús vio una multitud y le dio lástima de ellos, porque andaban como ovejas sin pastor; y se puso a enseñarles con calma. Cuando se hizo tarde se acercaron sus discípulos a decirle: "Estamos en despoblado, y ya es muy tarde. Despídelos, que vayan a los cortijos y aldeas de alrededor y se compren de comer." Él les replicó: "Dadles vosotros de comer." Ellos le preguntaron: "¿Vamos a ir a comprar doscientos denarios de pan para darles de comer?" Él les dijo: "¿Cuántos panes tenéis? Id a ver." Cuando lo averiguaron le dijeron: "Cinco, y dos peces." Él les mandó que hicieran recostarse a la gente sobre la hierba en grupos. Ellos se acomodaron por grupos de ciento y de cincuenta. Y tomando los cinco panes y los dos peces, alzó la mirada al cielo, pronunció la bendición, partió los panes y se los dio a los discípulos para que se los sirvieran. Y repartió entre todos los dos peces. Comieron todos y se saciaron, y recogieron las sobras: doce cestos de pan y de peces. Los que comieron eran cinco mil hombres.

  

  REFLEXIÓN
 

“Jesús siempre ve primero a la multitud, al conjunto de personas. Cuando los evangelios dicen muchedumbre o gentío, se trata del pueblo pobre, de los mendigos, los sin tierra, los considerados impuros para la religión oficial y los soñadores rebeldes de otra sociedad. Al verlos se compadece porque la compasión es la identidad más bella de Dios. Es Dios mismo que se compadece en la humanidad de Jesús. Este pueblo tiene gran necesidad de comida, pero no solo de ella sino que necesita compartir. Los discípulos relacionan este problema con el verbo comprar. Es para ellos un problema del mercado. Jesús cambia el lenguaje. No es problema de comprar sino de compartir. El mundo es una mesa que tiene comida para todos. Esos siete panes y dos pescados simbolizan la abundancia de comida del mundo. Nos hace falta el compartir. Ese es el proyecto de Dios: crear una mesa donde nos sentemos en grupos de cien y de cincuenta. Al compartir la comida, la vida, la comida sobra, es abundante y se guarda el resto para la comunidad.

 
 
 Fuente: Servicios Koinonía

Whatsapp Whatsapp LinkedIn Pinterest LinkedIn LinkedIn Google+ Google+
Boletín
Nombre:
Correo electrónico:
Galeria de Video - General
Galeria de Video - Categoría Prueba
Galeria de Video - Categoría Prueba
Galeria de Video - General
Video lateral - 12
Video lateral - 11
Recomendados y Asesorias
Recomendados - UNO DOS

Asesorías - UNO DOS
Galeria Fotografica
 
 



Sugerencias Semanales

Recomendados -UNODOS

Asesorías -UNODOS

Boletín Semanal

 VEA AQUI  !!!
 ALOCUCIONES     
 PAPA FRANCISCO 
 EN COLOMBIA