Nuevo Obispo para Barrancabermeja...

Quédate en casa...

Sábado

Sábado, 13 de junio de 2020
 
Lecturas:

1Reyes 19, 19-21
"Eliseo se levantó y marchó tras Elías.

En aquellos días, Elías se marchó del monte y encontró a Eliseo, hijo de Safat, arando con doce yuntas en fila, él con la última. Elías pasó a su lado y le echó encima el manto. 

Entonces Eliseo, dejando los bueyes, corrió tras Elías y le pidió: "Déjame decir adiós a mis padres; luego vuelvo y te sigo." 

Elías le dijo: "Ve y vuelve; ¿quién te lo impide?" 

Eliseo dio la vuelta, cogió la yunta de bueyes y los ofreció en sacrificio; hizo fuego con los aperos, asó la carne y ofreció de comer a su gente; luego se levantó, marchó tras Elías y se puso a su servicio.  

Salmo responsorial: 150
"Tú, Señor, eres el lote de mi heredad.

Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti; / yo digo al Señor: "Tú eres mi bien." / El Señor es el lote de mi heredad y mi copa; / mi suerte está en tu mano. R. 

Bendeciré al Señor, que me aconseja, / hasta de noche me instruye internamente. / Tengo siempre presente al Señor, / con él a mi derecha no vacilaré. R. 

Por eso se me alegra el corazón, / se gozan mis entrañas, / y mi carne descansa serena. / Porque no me entregarás a la muerte, / ni dejarás a tu fiel conocer la corrupción. R.  

 Mateo 5, 33-37   
 
"Yo os digo que no juréis en absoluto"
 

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: "Sabéis que se mandó a los antiguos: "No jurarás en falso" y "Cumplirás tus votos al Señor". Pues yo os digo que no juréis en absoluto: ni por el cielo, que es el trono de Dios; ni por la tierra, que es estrado de sus pies; ni por Jerusalén, que es la ciudad del gran Rey. Ni jures por tu cabeza, pues no puedes volver blanco o negro un solo pelo. A vosotros os basta decir sí o no. Lo que pasa de ahí viene del Maligno"..  


 
  REFLEXIÓN
 
El evangelista utiliza la misma fórmula de ayer “han oído que se dijo… pues yo les digo…”. Esta vez se trata del nivel de integridad que Jesús espera de sus discípulos. De nuevo toma una enseñanza de la tradición judía y la profundiza, proponiendo un nuevo tipo de sociedad que se va a construir sin mentiras y en dónde los juramentos ya no serán necesarios. Los cinco ejemplos de juramentos utilizados pueden parecernos extraños, pero corresponden a costumbres de su época. El texto termina con un llamado tener siempre una palabra clara y sin rodeos. La honestidad con los demás y la transparencia en nuestras palabras son valores que hoy en día se están perdiendo y cada vez más vemos que hay quienes están dispuestos a utilizar la mentira con tal de ganar un espacio de éxito en una sociedad cada vez más competitiva. Cabría preguntarse, ¿soy honesta conmigo misma? ¿Cuán importante es la verdad en mi relación con los demás? ¿Es nuestro sí, sí y nuestro no, no?  

 
Fuente: servicios koinonía
Whatsapp Whatsapp LinkedIn Pinterest LinkedIn LinkedIn Google+ Google+
Video lateral - 10
Boletín
Nombre:
Correo electrónico:
Galeria de Video - General
Recomendados y Asesorias
Recomendados - UNO DOS

Asesorías - UNO DOS
Galeria Fotografica
 


Sugerencias Semanales

Recomendados -UNODOS

Asesorías -UNODOS

Boletín Semanal