Testimonio de Vida...

VII ENCUENTRO DE OBISPOS VICARIOS Y ANIMADO...

XII CONGRESO NACIONAL DE NUEVA EVANGELIZACI...

Sábado

Sábado, 23 de noviembre  de 2019
 
Lecturas:

1Macabeos 6,1-13

"Por el daño que hice en Jerusalén muero de tristeza"

Salmo responsorial: 9

"Gozaré, Señor, de tu salvación"


 Lucas 20, 27-40   
 
"No es Dios de muertos, sino de vivos"
 

En aquel tiempo, se acercaron a Jesús unos saduceos, que niegan la resurrección, y le preguntaron: "Maestro, Moisés nos dejó escrito: Si a uno se le muere su hermano, dejando mujer, pero sin hijos, cásese con la viuda y dé descendencia a su hermano. Pues bien, había siete hermanos: el primero se casó y murió sin hijos. Y el segundo y el tercero se casaron con ella, y así los siete murieron sin dejar hijos. Por último murió la mujer. Cuando llegue la resurrección, ¿de cuál de ellos será la mujer? Porque los siete han estado casados con ella." Jesús les contestó: "En esta vida, hombres y mujeres se casan; pero los que sean juzgados dignos de la vida futura y de la resurrección de entre los muertos no se casarán. Pues ya no pueden morir, son como ángeles; son hijos de Dios, porque participan en la resurrección. Y que resucitan los muertos, el mismo Moisés lo indica en el episodio de la zarza, cuando llama al Señor "Dios de Abrahán, Dios de Isaac, Dios de Jacob". No es Dios de muertos, sino de vivos; porque para él todos están vivos." Intervinieron unos escribas: "Bien dicho, Maestro." Y no se atrevían a hacerle más preguntas".  


 
  REFLEXIÓN
 

Los saduceos negaban la resurrección, ya que en vida detentaban el poder económico y político, lo que les daba todo lo que necesitaban, al punto que no les importaba colaborar con los invasores romanos. Le plantean a Jesús un caso hipotético basado en una ley absolutamente degradante para las mujeres, porque implica que varios hombres tomen posesión de una misma mujer con el solo objeto de hacerla “producir” un hijo. La respuesta de Jesús es clara: hay una diferencia radical entre nuestra vida terrestre y la vida plena en la nadie será propiedad de otro… como los ángeles. Sin caer en lo absurdo de lo planteado por los saduceos, muchas veces nos preguntamos: ¿Qué hay después de la muerte? Hoy encontramos todo tipo de grupos preocupados con el fin del mundo, con los espíritus, con supuestas revelaciones o visiones del más allá. Gastamos mucho tiempo y energías en discusiones inútiles sobre estos temas en lugar de preocuparnos más por la realidad… por el sufrimiento de tantos hermanos y hermanas que necesitan nuestra solidaridad.
 
Fuente: servicios koinonía
Whatsapp Whatsapp LinkedIn Pinterest LinkedIn LinkedIn Google+ Google+
Boletín
Nombre:
Correo electrónico:
Galeria de Video - General
Galeria de Video - Categoría Prueba
Galeria de Video - Categoría Prueba
Galeria de Video - General
Video lateral - 12
Video lateral - 11
Recomendados y Asesorias
Recomendados - UNO DOS

Asesorías - UNO DOS
Galeria Fotografica
 
 



Sugerencias Semanales

Recomendados -UNODOS

Asesorías -UNODOS

Boletín Semanal

 VEA AQUI  !!!
 ALOCUCIONES     
 PAPA FRANCISCO 
 EN COLOMBIA