CAPACITACION INSTITUTOS 6 Y 11 PEREIRA...

Novedades de Librería...

XII CONGRESO NACIONAL DE NUEVA EVANGELIZACI...

Jueves

 Jueves, 21 de marzo   de 2019
Lecturas:
 

Jeremías 17,5-10  

Maldito quien confía en el hombre; bendito quien confía en el Señor .

 
Salmo responsorial:  1  

Dichoso el hombre que ha puesto su confianza en el Señor .


  Lucas 16, 19-31   

"

Recibiste tus bienes, y Lázaro males: por eso encuentra aquí consuelo, mientras que tú padeces"


En aquel tiempo, dijo Jesús a los fariseos: "Había un hombre rico que se vestía de púrpura y de lino y banqueteaba espléndidamente cada día. Y un mendigo llamado Lázaro estaba echado en su portal, cubierto de llagas, y con ganas de saciarse de lo que tiraban de la mesa del rico. Y hasta los perros se le acercaban a lamerle la llagas.  

Sucedió que se murió el mendigo, y los ángeles lo llevaron al seno de Abrahán. Se murió también el rico, y lo enterraron. Y, estando en el infierno, en medio de los tormentos, levantando los ojos, vio de lejos a Abrahán, y a Lázaro en su seno, y gritó: "Padre Abrahán, ten piedad de mí y manda a Lázaro que moje en agua la punta del dedo y me refresque la lengua, porque me torturan estas llamas." Pero Abrahán le contestó: "Hijo, recuerda que recibiste tus bienes en vida, y Lázaro, a su vez, males: por eso encuentra aquí consuelo, mientras que tú padeces. Y además, entre nosotros y vosotros se abre un abismo inmenso, para que no puedan cruzar, aunque quieran, desde aquí hacia vosotros, ni puedan pasar de ahí hasta nosotros." El rico insistió: "Te ruego, entonces, padre, que mandes a Lázaro a casa de mi padre, porque tengo cinco hermanos, para que, con su testimonio, evites que vengan también ellos a este lugar de tormento." Abrahán le dice: "Tienen a Moisés y a los profetas; que los escuchen." El rico contestó: "No, padre Abrahán. Pero si un muerto va a verlos, se arrepentirán." Abrahán le dijo: "Si no escuchan a Moisés y a los profetas, no harán caso ni aunque resucite un muerto  .

 
  REFLEXIÓN
 
El relato de la parábola del rico y el pobre Lázaro, tan conocida por la comunidad cristiana, ha sido mal interpretado en algunos espacios de la comunidad eclesial. El común de los creyentes se queda leyendo los símbolos del relato como si se hablara de cielo, infierno y purgatorio, haciendo decir al texto lo que este ni siquiera presupone. El tema de fondo de ésta porción del evangelio es muy fuerte: el dinero, la riqueza, el poder y la desigualdad entre los hermanos. Es esto es lo que el Evangelio combate y quiere cortar de raíz. Algunos se aferran a Moisés al que podríamos llamar “el pedagogo de los inmaduros”, de los que viven según los criterios de la heteronomía, según su propia seguridad; aquellos que no arriesgan nada. El rico es símbolo de ese modelo. Jesús, por su parte, propone cambios profundos: asumir criterios de autonomía que redunden en una vida de entrega y de servicio a los hermanos. Lázaro nos convoca a vivir solidariamente, dando la vida por los demás. Esto es lo que debe producir en nosotros la cuaresma .
 
 Fuente: Servicios Koinonía
Whatsapp Whatsapp LinkedIn Pinterest LinkedIn LinkedIn Google+ Google+
Boletín
Nombre:
Correo electrónico:
Galeria de Video - General
Galeria de Video - Categoría Prueba
Galeria de Video - Categoría Prueba
Galeria de Video - General
Recomendados y Asesorias
Recomendados - UNO DOS

Asesorías - UNO DOS
Galeria Fotografica
 
 



Sugerencias Semanales

Recomendados -UNODOS

Asesorías -UNODOS

Boletín Semanal

 VEA AQUI  !!!
 ALOCUCIONES     
 PAPA FRANCISCO 
 EN COLOMBIA