XII CONGRESO NACIONAL DE NUEVA EVANGELIZACI...

Lunes

Lunes 24 de junio de 2019

Isaias 46, 1-3

" Te hago luz de las naciones "

Salmo Responsorial: 138

" Te doy gracias, porque me has escogido portentosamente "

Hechos 13, 22-26  

   " Antes de que llegara Cristo, Juan predicó "  


 Lucas 1, 57-66.80  

" El nacimiento de Juan Bautista. Juan es su nombre "

A Isabel se le cumplió el tiempo del parto y dio a luz un hijo. Se enteraron sus vecinos y parientes de que el Señor le había hecho una gran misericordia, y la felicitaban. A los ocho días fueron a circuncidar al niño, y lo llamaban Zacarías, como a su padre. La madre intervino diciendo: "¡No! Se va a llamar Juan." Le replicaron: "Ninguno de tus parientes se llama así." Entonces preguntaban por señas al padre cómo quería que se llamase. El pidió una tablilla y escribió: "Juan es su nombre." Todos se quedaron extrañados. Inmediatamente se le soltó la boca y la lengua, y empezó a hablar bendiciendo a Dios. Los vecinos quedaron sobrecogidos, y corrió la noticia por toda la montaña de Judea. Y todos los que lo oían reflexionaban diciendo: "¿Qué va ser este niño?" Porque la mano del Señor estaba con él. El niño iba creciendo, y su carácter se afianzaba; vivió en el desierto hasta que se presentó a Israel .


REFLEXIÓN  
 

La liturgia de la iglesia no celebra solamente el día de la muerte de Juan el Bautista sino también el de su nacimiento. Es el mensajero que prepara la irrupción de la Buena Nueva de Jesús. Aunque es hijo del sacerdote Zacarías no se va al templo a predicar el bautismo de conversión, ni a denunciar las injusticias de la gente religiosa, de los soldados y del mismo pueblo, sino que se sitúa en el desierto, en las periferias, en los márgenes del templo y de la sociedad. El desierto es el lugar simbólico del enamoramiento de Yahvé, el lugar para limpiarse de las mentiras de los anuncios comerciales del imperio, y programar una nueva ética. El templo está agotado. Los ritos están muertos. Hace falta volver al desierto. El pueblo sufriente acudió en masa, ansioso de un cambio de estructuras. Jesús mismo encontró allí una inspiración para iniciar su proyecto. Se dejó bautizar de Juan Bautista. Así compartió con el pueblo como uno más en la fila de los que quieren cambiar este mundo según el proyecto de Dios .

 
 
Fuente: Servicios Koinonía 
Whatsapp Whatsapp LinkedIn Pinterest LinkedIn LinkedIn Google+ Google+
Boletín
Nombre:
Correo electrónico:
Galeria de Video - General
Galeria de Video - Categoría Prueba
Galeria de Video - Categoría Prueba
Galeria de Video - General
Recomendados y Asesorias
Recomendados - UNO DOS

Asesorías - UNO DOS
Galeria Fotografica
 
 



Sugerencias Semanales

Recomendados -UNODOS

Asesorías -UNODOS

Boletín Semanal

 VEA AQUI  !!!
 ALOCUCIONES     
 PAPA FRANCISCO 
 EN COLOMBIA