INSTITUTOS 2 Y 6 - PEREIRA...

Sabado

Sábado, 25 de febrero de 2017  


Marcos 10, 13-16
 
"El que no acepte el reino de Dios como un niño, no entrará en él"
 
En aquel tiempo, le acercaban a Jesús niños para que los tocara, pero los discípulos les regañaban. Al verlo, Jesús se enfadó y les dijo: "Dejad que los niños se acerquen a mí: no se lo impidáis; de los que son como ellos es el reino de Dios. Os aseguro que el que no acepte el reino de Dios como un niño, no entrará en él." Y los abrazaba y los bendecía imponiéndoles las manos.

Lecturas:

Eclesiástico 17,1-13

Dios hizo el hombre a su imagen.

Salmo responsorial: 102

La misericordia del Señor dura siempre, para los que cumplen sus mandatos.

 
 REFLEXIÓN
 
Los niños, los que no cuentan, los excluidos, están en el centro del mensaje de Jesús. Son los protagonistas de la opción que él hizo. Jesús rompió todas las lógicas y convenciones de su tiempo. Manifestó el amor de Dios a los desheredados de la historia. Se colocó de parte de ellos. El cristianismo, si quiere ser fiel a Jesús, está llamado a tomar opción de manera total por aquellos que este mundo excluye y margina. La misericordia es el motor que gobierna la vida cristiana. Por eso todo acto de exclusión, de marginación, de condena que los cristianos hagamos a los más débiles de la historia no tiene presentación y desdice de nuestra fe. Hoy son muchos los marginados y excluidos de nuestra sociedad. La vida cristiana se hará creíble si nuestro estilo de vida es sobrio, sencillo, cercano y amigable. Hemos de ser acogedores, serviciales y críticos como Jesús. El mundo, con todas sus víctimas, necesita de la misericordia cristiana.
 
Fuente: servicios koinonia
Boletín
Nombre:
Correo electrónico:
Galeria de Video - General
Recomendados y Asesorias
Recomendados - UNO DOS

Asesorías - UNO DOS
Galeria Fotografica


Sugerencias Semanales

Recomendados -UNODOS

Asesorías -UNODOS

Boletín Semanal