NUEVO OBISPO ...

Novedades de Librería...

XII CONGRESO NACIONAL DE NUEVA EVANGELIZACI...

Domingo

Domingo, 20 de enero  de 2019

2° tiempo ordinario


  Juan 2, 1-11  

" En Caná de Galilea Jesús comenzó sus signos "

 

En aquel tiempo, había una boda en Caná de Galilea, y la madre de Jesús estaba allí. Jesús y sus discípulos estaban también invitados a la boda.  
Faltó el vino, y la madre de Jesús le dijo: "No les queda vino."  
Jesús le contestó: "Mujer, déjame, todavía no ha llegado mi hora."  
Su madre dijo a los sirvientes: "Haced lo que él diga."  
Había allí colocadas seis tinajas de piedra, para las purificaciones de los judíos, de unos cien litros cada una
Jesús les dijo: "Llenad las tinajas de agua"  
Y las llenaron hasta arriba
Entonces les mandó: "Sacad ahora y llevádselo al mayordomo"  
Ellos se lo llevaron.
El mayordomo probó el agua convertida en vino sin saber de dónde venía (los sirvientes sí lo sabían, pues habían sacado el agua), y entonces llamó al novio y le dijo: "Todo el mundo pone primero el vino bueno y cuando ya están bebidos, el peor; tú, en cambio, has guardado el vino bueno hasta ahora."  
Así, en Caná de Galilea Jesús comenzó sus signos, manifestó su gloria, y creció la fe de sus discípulos en él.

Lecturas:

 

Isaías 62, 1-5  

La alegría que encuentra el esposo con su esposa .

Por amor de Sión no callaré, por amor de Jerusalén no descansaré,  

hasta que rompa la aurora de su justicia, y su salvación llamee como antorcha.  

Los pueblos verán tu justicia, y los reyes tu gloria;  

te pondrán un nombre nuevo, pronunciado por la boca del Señor.  

Serás corona fúlgida en la mano del Señor y diadema real en la palma de tu Dios.  

Ya no te llamarán "Abandonada", ni a tu tierra "Devastada";  

a ti te llamarán "Mi favorita", y a tu tierra "Desposada",  

porque el Señor te prefiere a ti, y tu tierra tendrá marido.  

Como un joven se casa con su novia, así te desposa el que te construyó;  

la alegría que encuentra el marido con su esposa, la encontrará tu Dios contigo .   


Salmo responsorial:  95 

Contad las maravillas del Señor a todas las naciones .

Cantad al Señor un cántico nuevo, cantad al Señor, toda la tierra; cantad al Señor, bendecid su nombre. R.  

Proclamad día tras día su victoria, contad a los pueblos su gloria, sus maravillas a todas las naciones. R.  

Familias de los pueblos, aclamad al Señor, aclamad la gloria y el poder del Señor, aclamad la gloria del nombre del Señor. R.  

Postraos ante el Señor en el atrio sagrado, tiemble en su presencia la tierra toda. Decid a los pueblos: "El Señor es rey, él gobierna a los pueblos rectamente .R.


1 Corintios 12, 4-11   

El mismo y único Espíritu reparte a cada uno como a él le parece .  

Hermanos: Hay diversidad de dones, pero un mismo Espíritu; hay diversidad de ministerios, pero un mismo Señor; y hay diversidad de funciones, pero un mismo Dios que obra todo en todos.  

En cada uno se manifiesta el Espíritu para el bien común.  

Y así uno recibe del Espíritu el hablar con sabiduría; otro, el hablar con inteligencia, según el mismo Espíritu.  

Hay quien, por el mismo Espíritu, recibe el don de la fe; y otro, por el mismo Espíritu, don de curar. A éste le han concedido hacer milagros; a aquél, profetizar. A otro, distinguir los buenos y malos espíritus. A uno, la diversidad de lenguas; a otro, el don de interpretarlas.  

El mismo y único Espíritu obra todo esto, repartiendo a cada uno en particular como a él le parece


REFLEXIÓN   


La vida de Jesús se desarrolló dentro de la normalidad propia del ambiente cultural y la religiosidad de un judío del primer siglo de nuestra era. Los discípulos descubren a Jesús como un hombre normal, en un ambiente normal y sin ningún tipo de manifestaciones espectaculares o ni siquiera extraordinarias. Esta realidad de una vida normal en Jesús, hace que entre los discípulos y él no haya ningún tipo de distanciamiento, antes por el contrario, una vida verdaderamente humana como la de Jesús, hace que su experiencia del Dios sea más creíble y mucho más accesible a la conciencia y a la vida de los que le escuchan y le siguen. La actitud de Jesús, sin ningún tipo de pretensión, va revelando una nueva imagen y un nuevo concepto de Dios. Dios ha dejado de ser ese ser extraño y lejano, que atemoriza al ser humano, y toma la característica del Dios original de Israel, el Dios que camina con su pueblo.  

Para la lógica del evangelio de Juan, el Banquete es un tema fundamental en la teología del evangelio de Juan. La teología del banquete se abre con la misión de Jesús en Caná de Galilea, y se cierra con la última Cena, fundamento de la Eucaristía. El Banquete es por tanto un signo mesiánico, donde se anuncia la llegada del Reino y se presenta a Jesús, Soberano del Reino. Es un símbolo fundamental que explica en la cotidianidad la presencia del Reino en medio de la historia.  

Las bodas de Caná están en el imaginario de los primeros cristianos y de todo la Iglesia a lo largo de la historia, por ese hecho inolvidable: en lo mejor de la boda, el vino se acaba. ¿Cómo es posible que no se haya previsto esta parte en la fiesta? La acción de Jesús de Nazaret frente a la falta de vino, hará que este relato de las bodas de Caná, quede inmortalizado en la simbología cristiana.  

El milagro de las bodas en Caná de Galilea, no es simplemente por la falta de vino. El asunto es otro: el relato tiene que ser entendido en perspectiva de Reino, en dinámica de tiempo mesiánico. El texto indica, que había allí en un lugar de la casa, unas tinajas de piedra vacías, seis en total. El texto hace énfasis en que están vacías. Son tinajas destinadas para contener el agua de la purificación ritual de los creyentes judíos. Pero están secas. Este símbolo, indica la sequedad en que se encuentra el modelo religioso judío. En la visión de los cristianos primeros, que acabaron separándose del judaísmo, la ley judía, antes que ayudar, terminó dificultando la relación de Dios con su pueblo. Les resultaba una ley vacía, sin sentido, que sólo generaba cargas y no posibilitaba la libertad y la alegría. Las tinajas, destinadas a la purificación, eran un símbolo que dominaba la ley antigua. Ese modelo de ley creaba con Dios una relación difícil y frágil, mediatizada por ritos fríos y carentes de sentidos.  

No se dice sin embargo que las tinajas estuvieran con agua. Son llenadas cuando Jesús lo ordena. Al estar llenas, las tinajas que no prestaban ya ningún servicio, más bien estorbaban en la vida normal de la gente, permiten una nueva manifestación del proyecto de Jesús: el agua está convertida en vino. ¿Qué nos indica ese signo? La ritualidad, el legalismo, la norma fría y vacía, es trasformada en vino, símbolo de la alegría, del gozo mesiánico, de la fiesta de la llegada del tiempo nuevo del Reino de Dios. Tenemos que acabar en nuestra vida y en la vida comunitaria, con los sistemas religiosos deshumanizantes, para lograr entrar en la dinámica liberadora, incluyente y festiva que Jesús inauguró.  

¿Complicada esta interpretación? Efectivamente, es complicada, con la complicación que brota de un texto sofisticado, muy elaborado, con toda una trastienda de alusiones veladas y crípticos mensajes. Leer, proclamar, comentar el evangelio de Juan como si se tratara de una simple y llana historieta de unas bodas, en las que además Jesús funda el sacramento del matrimonio, sin más complicaciones... resultaría una lectura fácil y cómoda, pero sería profundamente carente de veracidad. Aunque sea más laborioso y menos grato, es mejor tratar a nuestros oyentes como adultos, y no ahorrarles la complejidad de unos textos que interpretados directamente a la letra nos llevarían solamente por caminos de fundamentalismo.  

 

Les ofrecemos, para concluir, el soneto de Pedro Casaldáliga sobre las bodas de Caná:  

 

 

"No tienen vino" 

 

La verdad es que no tenemos vino.  

Nos sobran las tinajas, y la fiesta 

se enturbia para todos, porque el sino 

es común y la sola sala es ésta. 

 

Nos falta la alegría compartida. 

Rotas las alas, sueltos los chacales,  

hemos cegado el curso de la vida 

entre los varios pueblos comensales.  

 

¡Sangre nuestra y de Dios, vino completo,  

embriáganos de Ti para ese reto 

de ser iguales en la alteridad. 

 

Uva pisada en nuestra dura historia, 

vino final bebido a plena gloria 

en la bodega de la Trinidad!  

Fuente: servicioskoinonia.com

Whatsapp Whatsapp LinkedIn Pinterest LinkedIn LinkedIn Google+ Google+
Boletín
Nombre:
Correo electrónico:
Galeria de Video - General
Galeria de Video - Categoría Prueba
Recomendados y Asesorias
Recomendados - UNO DOS

Asesorías - UNO DOS
Galeria Fotografica
 
 
VISITA DEL PAPA FRANCISCO A CHILE Y PERÚ        
   síguelo en vivo!!!
 





Sugerencias Semanales

Recomendados -UNODOS

Asesorías -UNODOS

Boletín Semanal

 VEA AQUI  !!!
 ALOCUCIONES     
 PAPA FRANCISCO 
 EN COLOMBIA