CAPACITACION OCTUBRE...

Jueves

Jueves, 21 de octubre de 2021


Lecturas:

Romanos 6,19-23
Ahora, emancipados del pecado, habéis sido hechos esclavos de Dios

Hermanos: Uso un lenguaje corriente, adaptándome a vuestra debilidad, propia de hombres; quiero decir esto: si antes cedisteis vuestros miembros como esclavos a la inmoralidad y al desorden, para el desorden total, ponedlos ahora al servicio de la justicia para vuestra santificación. Cuando erais esclavos del pecado, la justicia no os gobernaba. ¿Qué frutos dabais entonces? Frutos de los que ahora os avergonáis, porque acaban en la muerte. Ahora, en cambio, emancipados del pecado y hechos esclavos de Dios, producís frutos que llevan a la santidad y acaban en vida eterna. Porque el pecado paga con muerte, mientras que Dios regala vida eterna por medio de Cristo Jesús, Señor nuestro.  

Salmo responsorial: 1
Dichoso el hombre que ha puesto su confianza en el Señor.

Dichoso el hombre / que no sigue el consejo de los impíos, / ni entra por la senda de los pecadores, / ni se sienta en la reunión de los cínicos; / sino que su gozo es la ley del Señor, / y medita su ley día y noche. R.

Será como un árbol / plantado al borde de la acequia: / da fruto en su sazón / y no se marchitan sus hojas; / y cuanto emprende tiene buen fin. R.

No así los impíos, no así; / serán paja que arrebata el viento. / Porque el Señor protege el camino de los justos, / pero el camino de los impíos acaba mal. R.  

 

 Lucas 12,49-53 

No he venido a traer paz, sino división

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "He venido a prender fuego en el mundo, ¡y ojalá estuviera ya ardiendo! Tengo que pasar por un bautismo, ¡y qué angustia hasta que se cumpla! ¿Pensáis que he venido a traer al mundo paz? No, sino división. En adelante, una familia de cinco estará dividida: tres contra dos y dos contra tres; estarán divididos el padre contra el hijo y el hijo contra el padre, la madre contra la hija y la hija contra la madre, la suegra contra la nuera y la nuera contra la suegra." 

 
  REFLEXIÓN
 
Jesús, en el evangelio, trae dos figuras: la del fuego y la de la paz. El fuego en la Biblia ha tenido diversos significados desde devastación y castigo hasta purificación y protección. En este texto, a la diversidad de sentidos del fuego se le agrega la efusión del Espíritu Santo en el día de Pentecostés y el bautismo haciendo alusión al compromiso de Jesús que lo lleva hasta la muerte. La paz de Jesús es producto de un proceso de liberación, en las esferas personal y comunitaria, consecuencia del dinamismo del Reino. La Buena Nueva del Reino de Dios al ser opuesta al reinado de Cesar, implicaba no estar conforme con la violencia e injusticias. Jesús entra en conflicto con ese sistema porque su coherencia ética y su libertad profética rechaza ese modelo de sociedad sostenido con el poder y el dinero ¿la paz que busco es la paz de Jesús? ¿Qué papel juega la causa de Jesús en mi vida y en mi accionar en el mundo?  

 

 
 Fuente: Servicios Koinonía
Whatsapp Whatsapp LinkedIn Pinterest LinkedIn LinkedIn
Boletín
Nombre:
Correo electrónico:
Video lateral - 10
Galeria de Video - General
Recomendados y Asesorias
Recomendados - UNO DOS

Asesorías - UNO DOS
Galeria Fotografica
 


Sugerencias Semanales

Recomendados -UNODOS

Asesorías -UNODOS

Boletín Semanal