VII ENCUENTRO DE OBISPOS VICARIOS Y ANIMADO...

XII CONGRESO NACIONAL DE NUEVA EVANGELIZACI...

Lunes

Lunes 8 de julio de 2019

Éxodo 1,8-14.22

" V amos a vencer con astucia a Israel, porque está siendo más numeroso y fuerte que nosotros "

Salmo Responsorial: 123

" Nuestro auxilio es el nombre del Señor "



 Mateo 10, 34.11,1  

" No he venido a sembrar paz, sino espadas "

E n aquel tiempo, dijo Jesús a sus apóstoles: "No penséis que he venido a la tierra a sembrar paz; no he venido a sembrar paz, sino espadas. He venido a enemistar al hombre con su padre, a la hija con su madre, a la nuera con su suegra; los enemigos de cada uno serán los de su propia casa.  

El que quiere a su padre o a su madre más que a mí no es digno de mí; el que quiere a su hijo o a su hija más que a mí no es digno de mí; y el que no coge su cruz y me sigue no es digno de mí. El que encuentre su vida la perderá, y el que pierda su vida por mí la encontrará. El que os recibe a vosotros me recibe a mí, y el que me recibe recibe al que me ha enviado; el que recibe a un profeta porque es profeta tendrá paga de profeta; y el que recibe a un justo porque es justo tendrá paga de justo. El que dé a beber, aunque no sea más que un vaso de agua fresca, a uno de estos pobrecillos, sólo porque es mi discípulo, no perderá su paga, os lo aseguro."  

Cuando Jesús acabó de dar instrucciones a sus doce discípulos, partió de allí para enseñar y predicar en sus ciudades. 


REFLEXIÓN  
 

El evangelio nos motiva a no desmayar en la misión de proclamar el reino de Dios. Esta misión nos advierte que traerá problemas inclusive con los más cercanos. El evangelio es fuego, espada de doble filo y tiene sus consecuencias, sin embargo, no debemos desanimarnos ante la incomprensión y el rechazo cuando seguimos a Jesús y lo damos a conocer con nuestra vida de servicio. Mateo recuerda que ser discípulo-misionero del Señor implica tres actitudes: la primera es renunciar a la familia de manera efectiva, no afectiva pues lo primero es el reino y Jesús lo recuerda con la expresión “no es digno de mí” quien prefiere a alguien o algo antes que a Él. La segunda es romper con las propias seguridades tomando la cruz, lo que significa una unión profunda con Jesús incluida la entrega pascual. La tercera es ofrecer incluso la vida misma, perderla para encontrar una en plenitud. Termina recordando las bendiciones del reino para quienes reciben a los discípulos del Señor. ¿Tu entrega al reino es incondicional? .

 
 
Fuente: Servicios Koinonía 
Whatsapp Whatsapp LinkedIn Pinterest LinkedIn LinkedIn Google+ Google+
Boletín
Nombre:
Correo electrónico:
Galeria de Video - General
Galeria de Video - Categoría Prueba
Galeria de Video - Categoría Prueba
Galeria de Video - General
Recomendados y Asesorias
Recomendados - UNO DOS

Asesorías - UNO DOS
Galeria Fotografica
 
 



Sugerencias Semanales

Recomendados -UNODOS

Asesorías -UNODOS

Boletín Semanal

 VEA AQUI  !!!
 ALOCUCIONES     
 PAPA FRANCISCO 
 EN COLOMBIA